“Beegan” – veganos que consumen miel

¡Buenos días!

Ayer, 20 de mayo, fue el Día Internacional de las Abejas. Y muchos os preguntareis, ¿por qué un bichito tan chiquitito tiene un día propio? ¿Qué pasa con el día de las moscas o de las cochinillas?

Pues bien, aunque a mi personalmente no me importaría que todos los animalitos tuvieran su día, las abejas lo tienen porque son imprescindibles para la agricultura, y tristemente, se encuentran amenazadas en muchos países actualmente.

La gran mayoría de los alimentos provenientes de la tierra son  polinizados por abejas, pero debido a los cambios en la agricultura en las últimas décadas: mayor uso de pesticidas,  pérdida de la biodiversidad, nuevos parásitos y especies invasoras… su población está disminuyendo peligrosamente.

“Beegan” es un nuevo término para referirse a aquellas personas que adoptan el estilo de vida vegano, pero consumiendo como excepción, productos derivados de las abejas. Un vegano extricto no lo haría, ya que los derivados de las abejas se consideran productos animales al fin y al cabo.

La persona que adopta este estilo de vida, lo hace en pro de las abejas, promoviendo el consumo de sus derivados, miel, polen, jalea real… para que los apicultores no dejen de criar abejas, y por sus propiedades: altamente nutritivas, beneficiosos para el sistema inmune, energizantes…

Alguien en pro de las abejas, sin embargo, debería preocuparse por la proveniencia de la miel y otros productos, intentando siempre conocer productores locales y orgánicos, que no exploten a las abejas.

Nuestra apuesta personal en Biocasa son los productos de El Matorral, la marca de Alejandro, apicultor entregado de Torremolinos, y de entre todos sus productos, el Levantamuertos: una mezcla de miel enriquecida con jalea, propóleo, polen fresco y aceite de naranja que funciona como energizante y fortalecedor del sistema inmune.

IMG_20180521_153429VBG

¡Así que, desde Biocasa os proponemos que hoy endulcéis vuestro día con una cucharadita de miel, local y orgánica, por el futuro de las abejas!

¡Hasta la próxima!

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *