BioConsejos

Con la llegada del verano y el calor cambiamos nuestras rutinas y comenzamos a realizar más actividades al aire libre. Piscinas, gimnasios o salidas al campo pueden hacer que volvamos a casa con hongos, insectos indeseados o infecciones. Por eso, esta semana en BioCasa, descubriremos algunos productos clave que no deben faltar en tu botiquín.
La naturaleza nos ofrece muchos remedios eficaces contra los hogos y bacterias tanto de uso tópico como interno.
¿Conoces el ajo negro? Este extraordinario alimento sometido a un proceso de fermentación totalmente natural, no solo es un potente fungicida y bactericida sino que posee 18 de los 20 aminoácidos esenciales, ocho de ellos, imprescindibles para nuestro organismo. Nos ayuda a reducir los niveles de colesterol y es un poderoso antioxidante. Además, gracias a su agradable sabor, su consumo resulta delicioso.
Aceite de Neem, el árbol de Neem es un tesoro biológico con numerosas propiedades, tanto en su corteza, como en sus hojas, frutos, semillas y raíz.

En esta ocasión hablaremos del aceite que se extrae de sus semillas y que nos ayuda a eliminar hongos como el llamado pie de atleta, de tan frecuente contagio en lugares como piscinas, duchas o vestuarios.
También se ha demostrado su eficacia a la hora de eliminar parásitos intestinales, más frecuentes en épocas de calor. Es muy eficaz si tienes huerto o plantas como insecticida ya que repele y elimina diversos tipos de plagas como el pulgón, cochinilla u orugas.

El aceite del árbol del té, con su efecto antiséptico triple, es el aliado perfecto del verano. Actúa contra bacterias, hongos y virus y además, es cicatrizante, desodorante, antiinflamatorio y expectorante. Es un excelente remedio natural en casos de picaduras de insectos y muy eficaz en caso de contagio de piojos, ampollas, herpes o quemaduras solares. No produce ningún tipo de efectos secundarios y es delicado con nuestra piel.
Utilízalo también en la limpieza del hogar, al hacer tu colada o como insecticida en  casa.
Al igual que los ya mencionados anteriormente, el aceite de orégano, como todos los que se extraen de especies, como el tomillo, el clavo o el romero, es muy eficaz en el tratamiento de hongos, bacterias y virus.
Es un poderos antimicótico, combate y nos previene del hongo cándida albicans, estafilococos, salmonella, E Coli, infecciones vaginales, tiña etc, es antimicrobiano, antiviral y previene de parásitos intestinales. Además nos ayuda a tener un  sistema inmunológico más fuerte.

Si lo que necesitas es purificar tu agua o limpiar frutas y vegetales cuando estás de viaje, o tienes problemas de pulgas con tu mascota, utiliza el extracto de semillas de pomelo y si tu problema son las cucarachas en casa, utiliza aceite de romero, menta, clavo, limón o citronella impregnado en algodones, cualquiera de ellos las eliminará gracias a su efecto tóxico en ciertos insectos.
En BioCasa, tu tienda ecológica, encontrarás todos estos productos y la información que necesites para poner en práctica nuestros BioConsejos



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *