Exfoliante de café [Receta]

¡Buenos días!

Hoy os traigo una receta muy fácil para la gente a la que le gusta tener la piel de la cara limpia y con aspecto fresco.

Exfoliante de café… ¡sólo con dos ingredientes!

P3070004dhd

Es un buen inicio para los interesados en cosmética natural, ya que, como veréis a continuación, no se tarda nada en hacer, los ingredientes son “de estar por casa” y da muy buenos resultados.

Esta receta se puede utilizar tanto para la piel de la cara como para todo el cuerpo. Es muy buena para reducir la celulitis, aparte de retirar las células muertas e hidratar.

Es una muy buena manera de aprovechar los posos del café, reduciendo los desechos que producimos.

Ingredientes:

  • 2-3 cucharadas de café molido* (puede ser uno que ya hayamos utilizado).
  • 1 cucharada de aceite vegetal* (todos los aceites tienen propiedades diferentes, en nuestro caso hemos usado aceite de oliva)
  • (opcional) 1 cucharadita de miel* (no vegano)

* Es muy importante que todos los ingredientes que utilicemos para nuestras recetas de cosmética natural sean ecológicos para que las propiedades sean las idóneas y no terminemos estropeando por un lado lo que arreglamos por otro.

Preparación:

P3070020bvh

Mezclamos el café y el aceite en un recipiente o bol, si vemos que al extenderlo sobre la piel es demasiado exfoliante, podemos añadir más aceite, o echar menos café para no ser tan agresivos con la piel.

Para una hidratación extra, se puede añadir una cucharadita de miel a la mezcla, en el caso que no seamos veganos.

Repetimos las cantidades hasta tener la cantidad suficiente para la superficie de piel que queramos exfoliar.

A continuación, extendemos la mezcla sobre la piel húmeda y realizamos un masaje con movimientos circulares.

Retiramos el sobrante con agua.

¡Y listo! Veréis como automáticamente vuestra piel está más refrescada y con aspecto descansado.

P3070009hub

Se puede repetir un par de veces a la semana siempre que vuestra piel no sea demasiado sensible a la exfoliación.

La mezcla, una vez hecha, puede guardarse en el frigorífico durante varias semanas.

¡Hasta la próxima!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *