La revolución anti-pajitas

¡Buenos días!

¿Quién podría pensar que un objeto tan pequeño e insignificante como las pajitas podría tener un impacto tan grande en el medio ambiente?

Sólo en E.E.U.U. se utilizan y desechan unas 500 millones de pajitas de plástico CADA DÍA.

Muchas de ellas terminan en los océanos, contaminándolos, o siendo tragadas por animales, que las confunden con comida y muchos terminan muriendo a causa de la ingestión de plástico.

DFHwFPWUIAAQ5aV

¿Qué podemos hacer al respecto?

Numerosas iniciativas se han puesto ya en marcha para evitar que el uso de las pajitas de plástico siga siendo tan masivo, como One Less Straw o Strawless Ocean.

Realmente, las pajitas en sí no son un objeto “necesario” en nuestras vidas, únicamente para las personas que por causa de alguna enfermedad o condición, beber a través de ellas es más cómodo. Para el resto, sería tan fácil como, cuando pidáis un zumo o un smoothie en vuestro bar preferido, añadáis “sin pajita, por favor”.

Si por el contrario su uso os parece conveniente, existen alternativas más sostenibles:

  • Pajitas compostables: Como todos los envases y utensilios de un solo uso que tenemos en Raw Attitude, también las pajitas que ponemos en nuestros smoothies son compostables. Esto quiere decir que el material del que están hechas se degrada al mismo tiempo que el resto de materia orgánica sin dejar residuos tóxicos.

P30500jabdjbashdbas03

 

  • Pajitas reutilizables: Hechas de materiales tan diversos y versátiles como: aluminio, vidrio y bambú, se trata de productos que podemos utilizar una y otra vez (lavándolo entre usos, claro está). En nuestro bar apostamos por las de bambú, que además de ser totalmente naturales, también son totalmente biodegradables.

P305jhjbwjbda0001

 

Así para la próxima vez, ya sabéis, ¡sin pajita, por favor!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *